martes, octubre 11, 2005

Ficción Parte III: "Messenger"

Hablamos por messenger. Una charla larguísima, emotiva. Con lágrimas y risas; muchos abrazos y besos de por medio. ¡Ah! Qué bueno fue contarte todo eso que me ahogaba. Gracias por escucharme, o mejor dicho por leerme. De verdad fue muy gratificante. Ahora, ideal hubiere sido, recibir una respuesta tuya... sí, que lindo hubiere sido saber que recibiste todo lo que escribí para ti; saber por lo menos que piensas al saber de mí propia letra, cuánto es que te amo y cuán consciente estoy de que no he de quedarme contigo... Ojalá pudiera tener la certeza de que ya sabes cómo me siento cuando estas tu cerca, de cómo mis manos sudan y se enfrían; de cómo aumentan las pulsaciones en mi cuerpo y cada parte de mí comienza a dar pequeños saltos de felicidad al sentir tu aroma de niña-mujer, al sentir tu voz que vuela por mis oídos bloqueando todo sonido exterior y volviendo cada vez mas ensimismado en mis sentimientos hacia ti, que ocupan todo mi tiempo y espacio y que sólo me dejan pequeños lapsos de lucidez para efectuar las tareas elementales: Baño, dientes, caminar, responder, comer y a veces dormir.
Messenger se ha vuelto mi mejor amigo y confidente, y es a través de él que he querido sincerarme y hacerte saber lo evidente: me gustas, me gustas mucho. Te lo he dicho viéndote a los ojos, mas tu no me has visto. Te lo he gritado con mis abrazos, pero tú, tú no has sentido nada. Has bloqueado todo ataque de mi sentir, incluso has neutralizado en mí la forma más universal de decir las cosas: hablar. Hablando se entiende la gente dicen; pero tú, has producido en mi una mudez ponzoñosa y nefasta. De mis labios no nacen las palabras que justamente tú no quieres oír, y me lo llevo diciendo eufemismos que yo no quiero decir. Yo quiero y adoro las cosas por lo claro: el culo es culo y las tetas son tetas. Y yo te amo te amo.
Seguro mientras leas esto pensarás qué cómo no te diste nunca cuenta. Ya es tarde. Ya estoy lejos y lo único que existe entre nosotros es un mensajero unidireccional.
Ahora que ya no temo a nada y que cada vez mi final está más cerca me arrepiento de haber caído en el juego del mundo global y de haberme dejado alcanzar por toda la “ayuda tecnológica” que finalmente me hizo convencer de que por mensajes de celular, por e-mail`s y conversaciones de chat, tú, tu evidenciarías mi existencia. Que con solo hacer un clic el amor estaba ya asegurado. Que un par de abrazos serían el condimento perfecto para mis hermosas palabras nacidas tras un pantalla y sobre el teclado de cualquier computadora. Mierda!. Sólo falacias. Jugué un juego perdido, un juego donde nunca se gana lo que se quiere. Sólo simulaciones de la realidad. Cómo ahora, que te digo todo esto en esta puta carta que quizás nunca leas, porque quizás nunca la enviaré.Hoy, ya más tranquilo, y ya consciente de que debo terminar con esto, te he enviado a través de messenger esta carta. Yo estaré on line hasta que la recibas. O sea, estará on line mi alter ego de chat. Yo, el del mundo donde caminamos ya estoy off.

5 Comments:

At 8:42 p. m., Blogger ChrisJoel said...

Hey, you have an excellent blog here! Great job. I have a norstar voice mail site. It pretty much covers norstar voice mail related stuff.

Come and check it out when you get time :-)

 
At 10:51 p. m., Blogger Chica Pánica said...

tonz no es idea mia...

la gente realmente cambia en el msn...lastima que despues que uno se las encuentra es como si no se acordaran de lo sucedido "on line"

 
At 1:28 p. m., Blogger makarushy said...

bueno...Nada ke decir ...yo admiro la dedikacion de los escritos de kike y .Me entrego por completo al pensamiento de este....
El Messenger realmente cambia a las personas y las hacer decir cosas ke realmente uno siente y en algunas ocaciones después de lo dicho si te e visto no me akuerdo...

 
At 6:03 p. m., Blogger ElJose said...

Quisiera agregar que messenger se ha convertido en nuestro mejor escudo y arma para poder decir lo que realmente sentimos, lastima que solo refleja nuestras cobardias frente al modelo que aceptamos y nosotros mismos nos imponemos en esta era individualista, donde vivimos un cuestionamiento constante a si somos aceptados o no, sin importar la confianza que tengamos sobre nosotros mismos.
Me gusta mucho tu manera de escribir, lastima que suelo ser curioso..... ella tiene nombre?

 
At 2:59 p. m., Blogger Kissita said...

Uff el famoso messenger que nos "conecta con todos".
Reafirmo que el mirar a los ojos no se compara con nada. Y sobre todo apelo a que lo realmente importante se diga cara a cara o por último se repita con el énfasis correspondiente en persona.
Hay un mundo afuera de la red y otro adentro y es válido, sólo que lo importante es que las personas que deambulamos por ambos, seamos las mismas, teniendo o no un teclado en frente.
Repito la idea... No hay como una sonrisa, una mala palabra, una caricia, etc, en vivo y en directo... No existe nada que lo pueda reemplazar.La tecnología en este punto, se queda corta...

 

Publicar un comentario

<< Home