miércoles, septiembre 14, 2005

Ficción 2


Sentado frente a su padre y con la cena enfrente de ambos, no sabe si emitir comentario alguno sobre la casa, o sobre lo que pasa dentro de ésta.
Las cosas han cambiado, no hay duda de ello. Sin embargo, dicho cambio no ha sido siquiera mencionado por alguno de ellos. Alguno de los dos debiera decir algo, piensa para sí. De todas formas, la cena se mantiene silente, sólo interrumpida por el marullo de algún comentarista de fútbol relatando algún partido cualquiera en alguna parte de un país cualquiera.
Vuelve a mirar a su padre y vuelve a preguntarse en qué parte del camino éste se perdió y se transformó en un ser que quiere formar parte de su círculo de amigos, cuando debiera preocuparse de su esposa y casa. ¿En qué capítulo de la vida este ser progenitor y guía empezó a desviar su camino para transformarse en un igual? No lo sabe, no quiere saberlo, no quiere preguntárselo.
La casa se viene abajo. Mamá ya hace tiempo que no se levanta, y hace mucho más que no habla y una eternidad desde la última vez que rió naturalmente. Está enojada. Dolida. Él no se ha negado a saber la razón de tal sufrimiento, pues piensa que la raíz no cambia en nada el producto. Ella sufre y es todo lo que le interesa. Mientras termina su cena, se da cuenta que está preso en la disyuntiva de si acaso algo él puede hacer por revertir las cosas. Según él es poco: ellos nunca dejarán de ser sus padres, su familia. Y es la única que tiene.
Terminan la cena. Su padre lavará los platos, él recogerá los utensilios de la mesa. Un cigarrillo a medio fumar y a dormir. A tratar de dormir. O sólo imaginar que al despertar, nada ha pasado desde aquella vez en que entre gritos, su madre le vomitó a ambos que ya no tenía sentido vivir, que no quería vivir y que por favor la dejaran tranquila. Y lo hicieron. Y estos son los resultados: ellos trabajan, ella duerme; ellos comen, ella duerme; ellos salen, ella duerme; ellos duermen; ella llora.
Él llora mucho y estima que su padre, a escondidas, también lo hace. Nadie dice una palabra y nada pasa. Nada pasa, pero mucho pesa...

7 Comments:

At 6:38 p. m., Blogger i/o said...

Tienes razón, es ficción. Y aún cuando es 'real' es ficción...
... Lo importante es que los actores que interpretan esta obra lleguen a saber que es ficción, y que son actores y que esos son personajes. Y que el dramaturgo sepa tambien que es ficción. Eso es lo que más importa!

 
At 6:42 p. m., Blogger i/o said...

...otra cosa,

Las olas están en el océano,
pero las olas no son el océano.
El océano puede SER sin las olas,
pero las olas no pueden ser sin el océano...

;)
entendiuque?
es un koan zen!
Lo descubres and you are enlightened!

 
At 10:44 p. m., Blogger Chica Pánica said...

diox, esto esta como para monologo teatral...

como dicen , es ficcion , pero no lo es...es real, pero no verdad...

 
At 4:39 a. m., Blogger Yepe said...

...redacción, sin comentarios!, Muy bien llevada, na q decir!!...

... diría que es una cena amarga y llena de peligrosos cuestionamientos y análisis derivados de una mente sensible y psicótica que muestra la realidad de la falta de comunicación efectiva, y principalmente, el egoísmo de tres personajes que, ¡¡¡ entre comillas!!!, INTERACTÚAN...

Me interesan demasiado los personajes!!!..jejejej...trataré de hacerles una breve terapia queriendo ser el psicoanalista, el psicólogo o aquel filósofo platoniano que yace perdido en textos... humildemente hablando claro, sin pasar por encima a los dioses del olimpo que me convertirían en el más desdichado ser, si blasfemia alguna se escapase de la mente de este insolente mortal....

“Nada pasa...”, excelente frase para terminar el cuento, resume lo que in situ esta sucediendo... si bién podemos considerar el “ Nada pasa” como una instancia de equilibrio, en la cual estoy estático y veo claramente como mis sentimientos fluyen y se complementan unos a los otros, me desconecto de lo que a mi alrededor quiere que me conecte, veo quien soy y aprendo de ello, similar a una meditación, acá, claramente el relato nos muestra que ésta no es la situación sino la opuesta en lo que a contexto global se refiere, ya que de alguna manera la capacidad de abstracción del Hijo tiene que ver con el estado de equilibrio del cual hablo, sin embargo, él no es capaz de llevarlo más allá de sí mismo.

Creo que estamos enfrente de tres personajes que sólo piensan en sí mismos. El Padre queriendo la juventud eterna, negando el hecho que somos seres humanos que debemos cumplir un ciclo para dar paso a otros, olvidando la sinergia intra-familiar, al igual que la Madre, para dar paso a los caprichos de dos insatisfechos de lo que la vida les ha dado, dos seres que nadie les enseño a ser padres, pero, que no obstante, quieren quedarse atrapados entre recuerdos no dándose oportunidad para disfrutar del presente, y lo peor aún, no dándole esa oportunidad a su Hijo...

La Madre, uuuff!!!.. delicada situación... sin embargo siempre he pensado que los estados depresivos son una forma bastante inteligente de defensa por parte de nuestra mente mórbida, sucia, agotada, llena de recuerdos, frágil, maquiavélica y porque no decirlo, bastante enferma por lo demás... motivos??, hay muchos, cada uno tiene sus propios para justificar sus convenientes depresiones y angustias, sin embargo creo que la vida es lo suficientemente interesante como para darle excesivo tiempo a las situaciones que queremos que duren eternamente... Me parecería aburrida la vida si siempre estuviéramos felices, ya que no conocería la tristeza, y al revés, claro está sin abusar ni de una ni de la otra... En lo que si estoy de acuerdo es en la actitud que debemos adoptar para afrontar cada circunstancia de la vida ya que somos nosotros mismos los responsables de crear nuestra propia historia....

El Hijo, mmm... más bien me parece un mero observador antes que un real protagonista lo que lo convierte en un grave egoísta al darse cuenta de lo potencialmente catastrófico de la situación y dejarla tal cual como está ya que probablemente así, se “ evita mucho”...Por otro lado, como decía al comienzo: el hijo es un psicótico sensible, lo cual claramente es producto de esta Madre y Padre que han puesto en penumbras la mente de este SER que aún no toma las riendas de su vida para comenzar a VIVIR su propia historia...

Para terminar, algo que se me quedó guardado en algún lugar de mi ácido cerebro:

Un tipo tiene una piedra en el zapato y decide ir por un especialista en busca de una solución, cada uno le dice lo sgte:

El Psicólogo le comienza a preguntar como se siente, si le agrada o le molesta la piedra...

El Psicoanalista le pregunta que desde cuando tiene la piedra, que seguramente cuando niño sus padres no se dieron cuenta y se metió la piedra en el zapato.....

El Filósofo le dice: sácate la piedra y comienza a vivir!!!!....

Yepelin

 
At 1:19 p. m., Blogger i/o said...

..uta questá ezcriviendo vonito cumpare yepón!
ai un mensage ecensial en lo qe ezcriviste: SI, TODOS ELLOS SON EGOISTAS. TODO PERSONAJE ES EGOISTA PUESTO QUE SU IDENTIDAD ESTA FUNDADA EN UN EGO.
De esta manera podemos señalar feacientemente que la causa de estas pequeñas y de las grandes miserias de la humanidad, digase desde una pequeña tensión e incomodidad hasta fobia depresión guerras, hambruna, destruccion masiva, etc. son resultado de esta identificación con el "pequeño y falso yo" o EGO (o identificación con "el pensamiento" o con "la mente").
Por lo tanto, el fin de todo aquello y el "cambiar al mundo" que tantos anhelan sobre todo en sus años de adolescencia comienza y termina con el descubrimiento y ocaso de ese falso ego!
Por otro lado señalas, que no quisieras conocer solo la felicidad sino la tristeza también... ambas son dos lados de la misma moneda. Lo que conocemos como felicidad no es LA FELICIDAD , es una chispa temporal de no tristeza. Ambas son ilusorias. Es como : frio y calor, inmediatamente pensamos que son opuestos, pero en realidad son variaciones de temperatura, más temperatura, menos temperatura. Cuando se trasciende el EGO, se trasciende la felicidad y la tristeza. Solo se ES, Y ese SOLO SER es "FELIZ", es una celebración, una danza, un cantar...
Tu acercamiento es TREMENDAMENTE c ertero, pero adjunto esto pues no hay que olvidar el ERROR FUNDAMENTAL, expresado maravillosamente por Decartes (creyendo que decía una verdad fundamental!): "Pienso, luego exiso". En realidad condensó en esas palabras el ERROR.
... y por último, creo que más bien el Filósofo hubiese dicho: "Pensemos en porqué tienes una piedra en el zapato"! El filósofo no da una respuesta nunca, sólo se plantea preguntas que dan nacimiento a miles de otras preguntas y así... su hobby es la masturbación mental.No sale nunca en busca del SER, tal vez cree hacerlo, pero de la mente no se sale pensando. ;)

 
At 1:55 p. m., Blogger kiking_ said...

Puta que wneos post!!!!!!!!!! Luego de toda la fundamentaciòn de vuestras apreciaciones no me queda más que sentir una profundad alegría, de que este espacio virtual nos de lugar a nuestras expresiones. Me alegra yepon que te haya gustado la redacción y la historia, esa es una parte de lo que se podría llamar mi meta. Gracias Adrián por esa atenta presencia.

 
At 2:37 p. m., Blogger Yepe said...

Haré una pequeña defensa a los Filosofos ya olvidados, esos que hacían que la filosogía le perteneciera al pueblo, a la calle, esos que hablando con la gente en las plazas públicas forjaron las primeras bases de muchas teorías, sin necesidad de sentarse en un escritorio a leer y a formarse preguntas trás preguntas, paradigmas trás paradigmas transformando una ciencia popular en una que sólo algunas "castas" pueden tener acceso... No olvidemos por favor que la filosofía de Platón, a la cual humildemente hago referencia se gestó interactuando con la gente, es decir VIVIENDO... Creo que una gran misión de la filosofía en este siglo es devolverla a la calle, donde realmente se hace filosofía!!!

Yepetetoooo!!!

 

Publicar un comentario

<< Home