lunes, septiembre 12, 2005

Ficción

Seguramente más de alguna vez se preguntó por qué tanta preocupación y dedicación por aquel cuerpecito maltrecho. Por qué derepente todo giraba en torno a ese ser pequeño y quejumbroso, que a pesar de existir desde hace mucho nunca había provocado tal sensación en él. Sin quererlo se vió pensando en cómo todo había pasado de una cordial a relación a una especie de dependencia. Pensando... tal vez ese fue el problema. Si hubiera actuado más en vez que pensar, si hubiera hablado más, acariciado más...
Se arrepintió de no haber dicho a tiempo "Me gustas". También se arrepintió de no percatarse antes de que en verdad sentía una gran atracción.
Hoy la tiene enfrente, dormida profundamente, tan profundamente como lo permite un coma. Coma, que pone paradojálmente punto final a su historia. Y estas líneas por hoy.

1 Comments:

At 10:32 p. m., Blogger Chica Pánica said...

que fuerte,
espero que realmente sea ficcion...

 

Publicar un comentario

<< Home